Así de enorme, lucía la Philips N1500 la primera grabadora de vídeo, al menos en formato VCR. El aparato data de 1972 y costaba 1.249 dólares, un precio prácticamente impagable que provocó que se descontinuara en favor del modelo N1502, que salió en 1975 y como novedad incorporaba un reloj digital. El N1500 sólo permitía grabar una hora.

Meses más tarde, iniciaría la famosa guerra de formatos con la aparición del Betamax en noviembre de 1975 y el VHS en septiembre de 1976.

 

Fuente: https://goo.gl/UUGQWQ